lunes, 7 de julio de 2008

La Condesa de Miravalle

Informacion obtenida de la Monografia de Tuxpan

ESTAMPA DE UNA MUJER

a) EL CONDADO DE MIRAVALLE

“Don Carlos por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Cecilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mayorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algraves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra Firme del Mar Océano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, Bravante y Milán, Conde de Habsburgo, de Flandes, Tirol y Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina, etc. Por cuanto teniendo atención á la calidad, méritos y servicios que concurren en vos Don Alonso Dávalos Bracamonte, Canciller Mayor del Tribunal de la Santa Cruzada de mi Reino de Nueva España. Por Decreto señalado de mi Real mano de treinta y uno de Octubre de este año, os he dado merced de Título de Conde de Miravalle, para vos y vuestros herederos y sucesores, relevándolos perpetuamente las Lanzas que debía de pagar vos y los dichos vuestros herederos y sucesores por razón de este Título y de la paga de la Media anata que debéis tan solamente por vuestra persona respecto de haber dado satisfacción ese dinero de contado, lo que uno y otro importa más servirme en esta conformidad, es mi voluntad que vos el dicho Don Alonso Dávalos Bracamonte y vuestros herederos y sucesores, cada uno en su tiempo perpetuamente, para siempre jamás, os podáis llamar é intitular, y os llaméis e intituléis, llamen é intitulen, y os hago é intitulo Conde de Miravalle

Es esta la parte inicial del documento expedido por el rey Carlos II de España en la ciudad de Madrid el 18 de diciembre de 1690, para crear el Condado de Miravalle, y no Carlos V ni ningún otro rey. (Texto tomado de “Historia de las Genealogías más antiguas de México”, escrita y recopilada por D. Ricardo Ortega y Pérez Gallardo.)

La dinastía se inició con el matrimonio que hizo D. Alonso Dávalos y Bracamonte con Doña Catalina de Espinosa Montero e Hijar el 18 de enero de 1671 — Libro 9, fojas 91, acta S-n. del Archivo de la Parroquia de la Asunción, Sagrario Metropolitano de la Catedral de México.

Dos documentos que gentilmente fueron enviados al autor por el actual Sr. Conde de Miravalle D. José Luís Pulido residente en la ciudad de Granada, España, tenedor con su esposa doña Carmen del título de referencia, podemos situar la autenticidad de este derecho nobiliario en la persona de nuestra Condesa de Tuxpan:

1. “El veintitrés de Noviembre de mil setecientos cincuenta y ocho. La Señora Doña Maria Catharina Davalos y Orozco, Condesa de Miravalle, gentero en la Real Caja de esta Corte Un Mil doscientos veinte y dos pesos un tomin y dos granos, que el Señor don Pedro Davalos su Padre causó al Real Tesoro de Media-anata por la sucesión en línea de este titulo de Conde de Miravalle (que obtuvo), da cantidad es la correspondiente á los setecientos cincuenta ducados, que según regla de esta Corte están estimados por las sucesiones en línea de los Títulos de Conde, ó Alarques, en que están incluidos ciento ochenta y seis pesos un tomin y un grano de su conducción a España al 8 por 1.00 y el billete de su regulación glosado queda en esta Contaduría de mi cargo . . . Y en certificado de lo cual y para que conste donde convenga doy la presente en México en dicho día, mes y año. Manuel Ruiz Jano. Rubricado”.

2. “Copia de Carta que escribí al Rey mi Señor y como se debe pedir. Señor. Por los documentos conque da cuenta a Vuestra Magestad el Virrey de esta Nueva España es constante recaer en mi el Titulo de Conde de Miravalle Por lo que humildemente suplico a Vuestra Magestad se digne conferirme la continuación de honores, y preeminencias, y de mandarme expedir carta de sucesión de Titulo, y Vinculo. Nuestro Señor Guarde la Catholica Persona de Vuestra Magestad muchos años. México Septiembre 24 de 1777. Justo Alonso Dávalos BracaTnont. Rubricado”.

Este D. Justo Dávalos Bracamont fue el hijo primogénito de la Señora Condesa Dolía María Magdalena Agripina Catalina Catarina Dávalos Orozco y Bracamonte, casada que fue con el Sr. Capitán D. Pedro Trebuesto Alvarado y Horcas ita. Dentro de este Condado la dinastía ha llegado hasta la XII Condesa cuyo retrato aparece en las páginas de esta monografía. La Condesa de Tuxpan fue en la dinastía la III; su señora madre, nacida en la hacienda de Santa Catarina, bautizada y casada en el mismo lugar, fue Doña Antonia Francisca de Orozco Castilla y Orendain Riyad ene yra. Murió como su hija en la misma hacienda y ambas fueron sepultadas en la Cripta Condal.


b) EL MAYORAZGO

Dos autores nos hablan en particular de esta costumbre de los tiempos modernos del dominio casi universal de España, la entrega del patrimonio familiar al hijo primogénito de la familia llamado Mayorazgo: D. Manuel Romero de Terreros en su libro “Las Antiguas Haciendas de México” y Guillermo Fernández de Reca en la suya intitulada “Mayorazgos de México”. Para reafirmar el conocimiento de este tema en relación con el Condado de Miravalle, hubimos de acudir al Archivo General de la Nación en su Ramo de Vínculos y Mayorazgos, tomos 83, 84, 85, 88 y 94.

Resumiendo el contenido de toda la información, concretamos: Entre los años de 1551 y 1557 Don Luís de Velasco concedió merced de Tierras a Doña Ana Macías y a D. Juan de Andrade su esposo, en terrenos de lo que hoy es Tlalnepantla. Allí fundaron su Estancia a la que llamaron hacienda de La Encarnación.

En 1563 vendieron la propiedad a los esposos D. José Alvarado y Argüello y Doña Teresa Ponce de León. Ellos, a su vez, se deshicieron de la propiedad en 1614. Por sucesivos traspasos la hacienda llegó a las manos de D. Alonso Dávalos de Bracamonte el 27 de agosto de 1692. Este primer Conde de Miravalle ya era dueño de las haciendas de San Juan y San José en Compostela, Nayarit, y de otras dos, San Juan de las Tablas y San Ildefonso en el Estado de México. Poseedores de tan vastos dominios y al nacer su primogénito don Pedro Dávalos Bracamonte Espinosa e Híjar, pensaron en la institución de un Mayorazgo. El tomo 88 de los citados contiene el documento de institución, que nosotros resumimos: “La Condesa Doña Catalina por sí y en nombre de Don Alonso Dávalos Bracamonte Primer Conde de Miravalle, su marido, usando de la facultad Real, que tuvieron para fundar un mayorazgo, dos o tres, Instituyó uno de 200 000 pesos sobre diferentes casas, haciendas, sitios, tierras y bienes, que en ello se expresan, llamando a la sucesión al dicho don Pedro Alonso, su hijo primogénito, a sus hijos legítimos, nietos, bisnietos y demás descendientes legítimos, y a falta de su línea a Don Alonso Alejo y a la suya y a falta de este a D. José Antonio y a su falta a Doña María Magdalena.

Don Pedro Alonso, como ya se dijo, hizo matrimonio con la rica heredera de la inmensa propiedad de D. Manuel de Orozco Tovar, padre de Doña Antonia Francisca. De esta manera el segundo Conde de Miravalle heredó dos clases de bienes, los del Mayorazgo y los libres de su esposa. A los bienes del mayorazgo estaba sumada la famosa Vara de alguacil de la Santa Cruzada, insignia nobiliaria que podía ser transferida y que tenía aparte de su gran valor numismático y honorífico, era estimado en una suma de cien mil pesos o más en oro, Vara que con el título adquirió el primer conde.

En el matrimonio del segundo Conde hubo un primogénito, pero murió “infante”. Entonces llegó María Magdalena Catharina, siendo mujer no tenía derecho a la herencia, pero había una flexibilidad en las leyes nobiliarias para hacer mediar los subterfugios. Ella se llamaba Catharina, mediante un juicio legal se le transfirió el nombre por el de Catalina, que por Real disposición, éste nombre no estaba excluido del derecho de heredad. Fue hecho el movimiento para que la futura Tercera Condesa heredara el mayorazgo, que había sido instituido el 6 de febrero de 1713, cuando la niña tenía 12 años.

Para 1805 el mayorazgo estaba en manos de uno de los nietos de la Condesa, D. Pedro Trebuesto y Moctezuma, casado con Doña María de las Angustias Casasola Zambrano y Chacón. En ellos, por profundos problemas matrimoniales se llegó a la separación; un litigio sonado quebrantó los bienes del mayorazgo, y aún la Vara de Alguacil Mayor de la Santa Cruzada.

Por el testamento de la Señora Condesa —que guardamos como reliquia histórica—, encontramos, declara ella bajo juramento en la Cláusula II diciendo: “Ittem: declaro, que sobre el derecho de sucesión á un Mayorazgo, que esta situado en Carmona de los Reynos de Castilla lo ha recuperado extrajudicialmente Don Diego Caro Galmo: Cuyos papeles han estado y existen entre los demás de la casa de dichos Condes de Miravalle, en esta de mi morada, es mi Voluntad, que en vista del reconocimiento de ellos, mis Alvaceas, en igual forma extrajudicial, hallando, que el dicho don Diego, y en representación suya sus herederos, tengan legítimo derecho se les entreguen, para el goce de dicha Subección, pagando primero y ante todas cosas la cantidad que se ha erogado, en los costos, y gastos para la consecución de dicho Mayorazgo: Declaro = lo referido, para que siempre conste y que se efectué lo por mi dispuesto”.

El mayorazgo bien administrado por la Condesa rindió enormes caudales de los que después de su muerte sirvieron para dar a su descendencia el bienestar de un tren de vida fabuloso.

La primera parte de este documento enviado de España al Autor, dice lo siguiente:

“Doña Maria Catharina Davalos, condesa de Miravalle en la mejor forma que haya lugar en derecho y. con las protestas legales parezco ante Vuestra Señoría Y digo que a mis derechos conviene que se me dé testimonio de estar en actual, quieta y pacifica posesión del Condado; mayorazgo y De- mas Bienes Libres por en fallecimiento de Don Pedro Davalos Bracamont mi Padre y respecto a que D. Justo Antonio de Arroyo Escribano Real tiene en su protocolo instrumento que califican esta notoriedad se a de servir Vuestra Señoría de mandar me den a continuazion de este escrito el testimonio que pido = A Vuestra Señoría suplico así lo provea y mande pido justicia pues en darme este escrito Les protesto lo necesario Vuestra Señoría entre venga — Mayorazgo y Bienes libres. La Condesa de Mira. valle. Rúbrica”.

Interim: Y por su Señoría Vista la dicha presentada mando vea que en todo por esta parte sean de proveydo el Escribano Real Don Eugenio Francisco Bermudez Pimentel Ysitomague conde de esta H. Corte. Yo Eugenio Francisco Berrnudez Pimentel. Rubricado. Francisco Javier Cerda Morán, Srio. “Rubricado.”

La XII Condesa de Miravalle, señora María del Carmen Enríquez del Mazo, Serrano y de la Sota.

Nota: Alguna de la Informacion pudiera estar mal escrita debido a que la fuente estaba en muy malas condiciones y tuvimos que adivinar palabras :)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

el nombre de la condesa esta mal puesto, es enriquez de luna, serrano, y mazo, son otros familiares, que tubieron el titulo

http://josiemarquez.blogspot.com/ dijo...

Me habría encantado ver fotos de la fuente, sería estupendo que las pudieran agregar al blog. Gracias por el artículo es verdaderamente interesante, hay algún libro escrito sobre el tema?

Por el comentario anterior veo que hay quién corrige con faltas de ortografía, ya que "tubieron" no existe, pero igualmente entendemos lo que quién pretende corregir, quiere decir.

Anónimo dijo...

Si hay un libro pero se enfoca en la terceracondesa maria magdalena catarina escrito por josehp zalez zalez

Gabs Painting dijo...

yo Tengo el Libro Escrito por Josep Zalez Zalez.